Santuario

San Pedro Regalado [La Aguilera]

♦ LOS PROTAGONISTAS ♦

Pedro de Villacreces (1360-1422)

La iconografía nos lo presenta con una lámpara y un bastón, reflejo de lo que fue su talante y su vida entera: infatigable en la búsqueda y referente luminoso en su tiempo. Nacido probablemente en Valladolid en el seno de la noble familia de los señores de Villacreces en torno a 1360. Tras cursar estudios en Touluse y Salamanca donde adquiere el grado de Maestro en Teología en 1397, ingresa en la Orden Franciscana en el convento de Valladolid. Su inquietud por recuperar el primer aliento de los orígenes franciscanos le lleva por los caminos de Castilla y de Europa. En torno a 1395 vive una experiencia eremítica en las cuevas próximas al monasterio de S. Pedro de Arlanza, cerca de Covarrubias (Burgos); en los primeros años del 1400 lo vemos en La Salceda, junto a Tendilla (Guadalajara), en 1404-1405 funda esta casa de La Aguilera e inmediatamente la de La Cabrera (Madrid); en 1415 el Abrojo, en Laguna de Duero, junto a Valladolid; en 1418 está presente, con su inseparable discípulo Fr. Lope, en el Concilio de Constanza (Alemania), donde recibe del recién elegido papa Martín V, que cierra el período del Cisma de Occidente, el beneplácito para llevar adelante la emprendida Reforma de la Orden. Fue consultado por reyes y labriegos: "Quando iba a las Cortes del Papa, e de los Reyes de Castilla, e de Aragón e Francia, e quando usaua entrar en sus Consexos Reales, mayormente en el de Castilla, o iba a hablar con los grandes señores..." (Fr. Lope de Salazar y Salinas). Terminará sus días en el convento de Peñafiel (Valladolid), durante la celebración del Capítulo Provincial, a primeros de octubre de 1422.
En 1439 el Marqués de Santillana le dedica, junto a Vicente Ferrer, un poema en 28 octavillas rimadas: "Canoniçaçión de Viçente Ferrer, y Pedro de Villacreçes", además del soneto 41. En 1450 Nicolás V declara santo al dominico y venerable al franciscano.


Pedro Regalado

Es uno de los primeros discípulos y el fruto más logrado del movimiento de Reforma iniciado por P. de Villacreces.
ace en Valladolid en 1390. Hijo de Pedro Regalado y María de la Costanilla, ambos de Valladolid. A los 14 años es recibido en la Orden Franciscana y viene al eremitorio de La Aguilera, recientemente fundado por Pedro de Villacreces, quien había comenzado en Castilla la Reforma de la Orden, con la intención de volver al estilo sencillo de vida de S. Francisco de Asís y sus primeros hermanos, que habitaban entre la gente humilde en la periferia de villas y ciudades. Pedro Regalado fue un entusiasta promotor de esta forma de vida. Habitando en esta casa se entregó apasionadamente a vivir el Evangelio y a compartir las necesidades y anhelos de la gente sencilla de estos pueblos.

En 1412 es ordenado sacerdote y celebra su primera misa en la primitiva ermita (actual Capilla de la Gloria). En 1415 es nombrado superior de este convento y también lo será del Abrojo en las cercanías de Valladolid. Su paso por estas tierras del Duero fue un reguero de solidaridad, cercanía y ternura con la gente más desfavorecida, como muy bien ha sabido recoger la memoria popular plasmada en rica iconografía. Muere el 30 de marzo de 1456, siendo beatificado en 1683 por Inocencio XI y canonizado el 29 de junio de 1746 por Benedicto XIV. Su fiesta se celebra, con gran concurrencia de gentes de la Ribera del Duero y de Valladolid, ciudad de la que es patrono, el 13 de mayo, fecha de la traslación de su cuerpo en 1692 a la urna del Camarín donde hoy se veneran sus restos. La cofradía de S. Pedro Regalado, a la que pertenece todo el pueblo de La Aguilera, se ocupa con entusiasmo de dar esplendor a la fiesta. Ha sido declarado Patrono de los toreros por haber amansado a un toro bravo que huía del coso de Valladolid, a las puertas del convento del Abrojo en Laguna de Duero (Valladolid). .
Su fama de santidad ratificada por la Iglesia y sus sagrados restos que el pueblo venera en este Santuario ha hecho posible que de las casas que surgieron con esta Reforma sea una de las pocas que se mantienen milagrosamente en pie


Fr. Pedro de Santoyo.

Nació en la villa palentina del mismo nombre. Recién ordenado sacerdote diocesano pidió el hábito franciscano en el convento de Castrojeriz De allí pasó a S. Francisco de Valladolid y se vino a La Aguilera con Fr. Pedro de Villacreces en 1404-1405. Viaja a Tierra Santa a pie descalzo, y a su regreso por Italia conoce el movimiento de la Observancia del que se convierte en un entusiasta propagador, distanciándose del movimiento villacreciano. Con los años, sus propios discípulos serán fuente de sinsabores para compañeros suyos como Pedro Regalado y Lope de Salinas, quienes por su parte han sentido siempre gran aprecio por él. Fundó el convento de Villasilos, cerca de Castrojeriz, (Burgos), y en tierras palentinas Calahorra de Campos, Paredes de Nava, Valdescopezo..., incorporándose otros ya existentes hasta formar una agrupación de conventos dentro de la Provincia de Castilla: la llamada Custodia de Santoyo, de los que queda sólo el recuerdo. Falleció en Valladolid el 7 de abril de 1431.


Fr. Lope de Salazar y Salinas.

Nace en Burgos por el año 1394. Si de Santoyo afirma que se incopora siendo "mancebo valiente, presbytero", de él mismo dice que Villacreces "me llevó niño de 10 años en el año mil e quatrocientoscuatro en la casa de La Aguilera". De su trato con el Maestro Villacreces le escuchamos: "Continuando con su persona todos los caminos y trabajos, y leyéndole continuamente sus estudios y rigiéndole su persona y su gran librería y llevándome en silencio ida y vuelta al concilio de Constancia". Esto ocurría en 1417. En dicho concilio es elegido papa Martín V, que cierra el Cisma de Occidente, y con el que se entrevista Villacreces para solicitar la aprobación de su obra y evitar las molestias de quienes se oponían a ella. A la muerte del Maestro, Lope de Salinas funda varias casas -la Custodia de Santa María de los Menores- en tierras de los Condestables de Castilla dentro de la actual provincia de Burgos. Los contratiempos que le ocasionaron los discípulos de su compañero Pedro de Santoyo le obligaron a una defensa por escrito, llamada Los Satisfactorios de Tordesillas , y que es la mejor fuente para conocer el movimiento villacreciano. Fallece Fr. Lope en Medina de Pomar en 1463.


Los principios inspiracionales que están en la base de la Reforma son: el Evangelio, los Escritos de S. Francisco, particularmente las dos Reglas y el Testamento, la Regla, escrita para los eremitorios donde los hermanos ejercen rotativamente de madres e hijos, (estos se dedican al retiro, mientras las madres atienden de las necesidades de la casa), la persona de S. Francisco conocida a través de las Florecillas, la Legenda Maior de S. Buenaventura y "las crónicas primeras y más antiguas que en la Orden fueron".

Y su expresión se manifiesta en estos rasgos:
- Oración contemplativa: "Por encima de todo anhelen los hermanos el espíritu de oración y entrega total, al que las demás cosas deben servir".
- La vida de fraternidad: "Muéstrense los hermanos familiares entre sí y cada uno exprese al otro su necesidad, pues si la madre cuida y ama al hijo de sus entrañas, cuánto más el hermano habrá de cuidar y amar a su hermano espiritual".
- Mensajeros de la Paz: Cuando los hermanos van por el mundo muéstrense apacibles, pacíficos, mansos y humildes y anuncien la Paz". "Y deben gozarse de convivir con los pobres y débiles, con los enfermos y leprosos y con los mendigos de los caminos".
- Trabajo: "Yo trabajaba con mis manos y quiero que mis hermanos trabajen en labores sencillas y honestas". ...Y cuando no nos den la paga del trabajo recurramos a la mesa del Señor pidiendo limosna como los otros pobres".

LOS PROBLEMAS NUNCA SE ACABAN, PERO LAS SOLUCIONES TAMPOCO.